Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor material para la suela de tu plancha?

mejor suela plancha vapor

La suela es quizás el elemento más importante para decidirse al buscar planchas de vapor buenas. Existen tres tipos de materiales con los que generalmente se fabrican: de aluminio, de acero inoxidable y de cerámica:

Suela de plancha de aluminio

Es la más económica y la menos pesada de las tres. La gran mayoría de las marcas fabrican planchas con este tipo de suela por sus grandes ventajas.

Es muy útil y adecuada para personas que no tengan un presupuesto muy elevado, que no den tanta importancia al planchado o que no tengan que hacer un uso muy frecuente.

Se trata de un tipo de suela de plancha que se calienta y enfría fácilmente por lo que es más rápida y cómoda. Sin embargo, se araña con mayor facilidad debido a su fragilidad.

Suela de plancha de cerámica

Aunque no es tan eficaz como la de acero inoxidable, cada vez se utiliza más la suela de cerámica en la fabricación de planchas de vapor.

Este tipo de suela ofrece un mejor deslizamiento que la suela de aluminio. Ya que es más antiadherente y soporta muy bien las temperaturas.

Esto hace que sea muy recomendable para un presupuesto medio-alto y unos requisitos tales como ropa “delicada”, actividad de planchado moderada… etc.

El mayor inconveniente es que, a pesar de que no lo parezca, la cerámica es un material muy frágil y hay que tener más cuidado.

Suela de plancha de acero inoxidable

Si contamos con un presupuesto alto, nuestra actividad de planchado es alta y no queremos que la ropa se estropee, la mejor opción es que la suela de nuestra plancha de vapor esté fabricada con acero inoxidable.

Aunque este material es más pesado y probablemente acabemos con el brazo y la espalda más cansados después de planchar, conseguiremos un mejor resultado.

Sumado a esto (si se cuida bien) es un material mucho más resistente y duradero que la cerámica y el aluminio.