Saltar al contenido

¿Cómo planchar un traje?

como plamchar trajes

Probablemente la primera respuesta que os venga a la cabeza sea la más rápida y sencilla: llevarlo a la tintorería. Si en tu día a día no tienes que usar traje, tal vez sea una opción a tener en cuenta.

Sin embargo, para aquellos que se pasan una buena cantidad de horas vistiendo este tipo de ropa, no sea rentable a largo plazo.

Es por eso que hemos creído necesario compartir esta guía con pasos muy sencillos te animas a planchar tu traje en casa.

¿Qué necesitas para planchar correctamente un traje?

  • Una tabla de planchar adecuada a la altura de tu cintura.
  • Una plancha con dispensador de agua (si no tienes, una botella de spray con agua)
  • Un paño para no dañar el traje con la plancha (opcional)

Pasos a seguir para planchar un traje

El más importante de todos: debes conocer bien de que está fabricado tu traje. Para ello, lee bien la etiqueta y busca la temperatura a la que hay que planchar ese material.

Enciende tu plancha y deja que se caliente.

Lo primero: la chaqueta

Planchar la chaqueta del traje es la parte más difícil. Tienes que evitar hacer pliegues innecesarios así que estírala bien a lo largo de la plancha.

Empieza por la espalda, levantando (sin arrastrar) la plancha cada vez que quieras cambiar de zona. Empieza por la parte de arriba y sigue hacia abajo.

Después de la espalda, avanza hacia las mangas y plánchalas sólo por la parte central para no crear una doblez poco estética.

Por último, y con mucho cuidado, termina con las solapas. Utiliza el pico de la plancha y aprovecha la esquina de la tabla de planchar para colocar la parte del cuello bien estirada.

Cuélgala de una percha y ¡Ya tienes la mitad del trabajo!

Lo segundo: el pantalón

Para la parte superior (por la que empezarás), saca el forro de los bolsillos delanteros y coloca el pantalón con la parte delantera arriba.

No deslices la plancha, sólo haz pequeños golpes de presión casi sin tocar el pantalón. Mete los bolsillos en su sitio y repite lo mismo con la parte trasera.

Después pasa el pico suavemente por la cintura repitiendo la misma técnica de antes.

Para la parte inferior, o sea, las piernas, has de colocar bien las costuras del pantalón en el centro de la tabla.

Divide cada pierna en dos zonas: la del muslo y la de la la pierna. Con pequeños golpes de presión, ve aplanando cada zona y después dale una pasada más larga.

Esta, debe de ir desde el muslo hasta el dobladillo con el pico de la plancha mirando hacia el dobladillo.

Una vez hecho esto, aplana la zona de la entrepierna.

Por último, cuelga el pantalón en tu percha y ¡Ya has conseguido planchar tu traje sin la ayuda de nadie! ¡Enhorabuena!