Saltar al contenido

El tul es un tipo de tejido muy utilizado en distintos productos, ya que tiene características muy buenas, como el permitir que pase la luz y el hecho ser muy ligero.

Y… no hay nada más agradable que tener tu prenda de tul bien planchada. ¿Verdad?

¡Aprende a continuación cómo planchar tul!

Utiliza el vapor que genera la ducha para planchar tul

  • Paso 1: encuentra un buen gancho para que la prenda de tul pueda extenderse completamente y así evitar que genere nuevas arrugas y asegurarte de poder eliminar las que ya están de forma segura. Hay casos especiales como los tutús, los cuales necesitan un gancho especial.
  • Paso 2: cuelga la prenda en alguna zona del baño donde haya un buen flujo de vapor para que este haga su trabajo. Eso sí, se debe de evitar colgar la prenda de tul en la barra de la cortina, ya que puede afectar a su “planchado”.
  • Paso 3: abre la ducha con el agua caliente para que se empiece a generar el vapor que permitirá quitar las arrugas del tul. Se recomienda que la puerta del baño esté abierta o que el baño tenga una buena ventilación para que la prenda no se humedezca demasiado.
  • Paso 4: busca una toalla que sea blanca (para no dañar los colores del tul) y colócala sobre tu brazo.
  • Paso 5: con la toalla colocada en el brazo, se debe de empezar a alisar el tul. Realiza este procedimiento cuando el baño esté lleno de vapor. Ten en cuenta que se debe pasar de manera muy lenta la toalla sobre el tul. Este movimiento debe de llevarse a cabo las veces que sea necesario para eliminar las arrugas.
¿Cómo planchar tul? ¡Trucos y Consejos!

¡Otra alternativa! Utilizar una plancha de vapor para planchar tul

  • Lo primero que se debe hacer es colgar la prenda en un gancho o colgarla en la tabla de planchar.
  • Luego llena la plancha de vapor con agua. El agua debe de ser la suficiente para que se genere el vapor  necesario a utilizar. Enciende la máquina y deja calentarla por unos cinco minutos.
  • Finalmente y luego de haber pasado el tiempo para que se caliente la máquina, se debe de ir pasando la boquilla de esta por el tul. Se aconseja que la distancia entre la tela y la boquilla, sea por lo menos de unos cinco centímetros para evitar que se queme.

Se debe de pasar la boquilla por las arrugas, hasta que estas desaparezcan y el tul este alisado. Con el uso del vapor, de una forma u otra, no hay manera que la tarea de planchar tul sea difícil.

Un problema al planchar tul es que este tipo de tela cuando se dobla para guardarse tiende a arrugarse mucho.

Pero como te decíamos anteriormente, lo más aconsejable para lograr un correcto planchado es que a la tela se le aplique vapor.

Eso sí, se debe de tener mucho cuidado con excederse con la temperatura para no dañarla.