Saltar al contenido

Cómo planchar un polo fácil y rápido

como planchar un polo

Un polo aporta estilo, comodidad y elegancia; y como todos tenemos por lo menos uno en nuestro armario es esencial que aprendas como planchar un polo.

Hay que tener presente que este tipo de prendas se estiran y llegan a perder su rigidez con el tiempo.

El desgaste de un polo puede crecer si se hace un mal planchado…

¡Pero no te preocupes! Aquí tienes recomendaciones para planchar un polo de manera óptima.

¡Sigue estos pasos para no dañar la prenda!

  • Paso 1: prepara la camisa, consigue almidón en aerosol. Presta atención en la etiqueta para saber las instrucciones de cuidado de la prenda.
  • Paso 2: lava de manera correcta la prenda para que se elimine cualquier sucio o mancha.
  • Paso 3: antes de planchar, no dejes que la camisa se seque por completo. Es mejor plancharla con cierto nivel de humedad (al menos que se tenga una plancha que use vapor).
  • Paso 4: asegúrate de que la plancha se encuentre limpia y revisa que tipo de tela está hecha la camisa para saber que temperatura vas a utilizar.
  • Paso 5: empieza a planchar, lo primero es que comiences con el cuello. Asegurándote de que esté húmedo, dóblalo para que tome la forma deseada y plancha. Al terminar el cuello, dobla la prenda. Rocía almidón y empieza a pasar la plancha. Para terminar con el cuello, dóblalo al revés y con almidón plancha de nuevo.
  • Paso 6: voltea la camisa y se debe alisar primero con las manos (ya no se necesita emplear almidón).
  • Paso 7: plancha primero las mangas de la prenda y evita planchar la parte superior de los hombros para no generar pliegues. Con movimientos continuos plancha el pecho del polo hasta llegar a los hombros. Si hay zonas que tengas diseños o bordados, no los planches.
  • Paso 8:  comienza a planchar la zona central e inferior de la prenda. Al terminar la parte central, prosigue con la parte superior. Cuando se planche la parte superior, el movimiento de la plancha debe llegar hasta la zona inferior.
  • Paso 9: Luego de planchar la parte delantera, debes comenzar con la zona posterior. Repite todo el proceso en la espalda del polo.
  • Paso 10: voltea la prenda e inspecciona si quedaron arrugas. Si se está satisfecho con la plancha, cuelga la prenda para que esta pueda secarse. Luego puedes doblarla si necesitas guardarla y no se posee ropero.
Cómo plancar un polo

¡No te vayas antes de saber estos consejos para planchar un polo!

  • Una alternativa para alisar las camisas polo, es utilizando un vaporizador textil (siempre y cuando la prenda no sea de seda).
  • Presta siempre atención las etiquetas de la prenda, si te pasas de temperatura puedes dañar la camisa.
  • Los bordados o diseños si se planchan, pueden provocar daños a la prenda. Por eso se debe evitar pasar la plancha directamente por estas zonas.
  • No se debe de abusar del almidón, ya que este puede manchar la tela.

Solo se debe de usar almidón si se nota que la tela tiene una rigidez que dificultad el planchado.