Saltar al contenido

¿Cómo planchar Poliéster?

como planchar poliester

Enfrentarse a la plancha es todo un reto. Nuestros armarios cada vez están más llenos de todo tipo de prendas con todo tipo de materiales.

Una de las más comunes es el poliéster: un material muy económico, adaptable y ligero. A la hora del planchado, las prendas que están hechas con poliéster requieren de unas condiciones específicas que las hacen un poco especiales.

Si tienes prendas de poliéster en tu armario, estos son los consejos mejor valorados y los pasos más importante sobre como plancharlas.

¿Cómo se plancha el poliéster?

Antes de empezar es conveniente que tengas esto en cuenta:

Tener una plancha que permita regular la temperatura:

Este material se estropea a temperaturas muy altas y no termina de plancharse a temperaturas muy bajas.

Por eso, lo mejor es pasar la plancha rápidamente a una temperatura media y, sobretodo, a la hora de comprar una plancha, que tengas en cuenta esto.

Que la prenda esté relativamente húmeda

Ya sea porque tu plancha tiene dispensador de vapor, porque la prenda no está seca del todo o porque tienes una botella de spray con agua, lo óptimo es que el poliéster se planche cuando esté un poco húmedo.

como planchar poliester

Recuerda que húmedo no significa mojado.

Que tu plancha tenga la suela totalmente limpia:

Hay que evitar en la medida de lo posible las manchas ocasionadas en el planchado de tus prendas. Por eso, es muy importante tener la suela de la plancha limpia y sin arañazos.

Pasos para planchar el poliéster:

Paso 1: Enciende tu plancha.

plancar poliester

Mete primero el agua en el depósito de tu plancha. Enciéndela  y caliéntala a una temperatura más bien media-baja.

Paso 2: Coloca la prenda correctamente en tu tabla de planchar.

Hazlo de tal manera que la parte delantera y la parte trasera de la prenda estén separadas por la propia tabla de planchar. Encuentra el ángulo idóneo de la tabla para poder encajar bien la prensa y estirarla correctamente. Lo mejor es que le des la vuelta y la planches del revés.

Paso 3: Plancha de abajo a arriba y sin detenerte.

Es mejor que empieces a planchar por la parte baja de la prenda y asciendas hasta la parte del cuello. Del mismo modo, intentar evitar parones en mitad de la pasada. No olvides seguir el mismo proceso con las mangas.