Saltar al contenido

Cómo planchar más rápido

como planchar mas rapido

La tarea del planchado, es un quehacer que se debe llevar a cabo regularmente para mantener las prendas de ropa y del hogar lisas y presentables.

El problema es que requiere tiempo… y no siempre se dispone de este y se complica el día, así que es necesario saber cómo planchar más rápido.

Buscar la forma de mantener una regularidad para planchar la ropa sin que afecte el resto de acciones del día, es difícil. ¿Se puede planchar más rápido? ¡Claro que sí se puede!

Sigue leyendo para que sepas cómo…

Consejos que puedes seguir para planchar más rápido

El suavizante como herramienta a utilizar

Revisa la etiqueta de la prenda para saber las indicaciones de lavado, pero sí se puede, usa un poco de suavizante en el último ciclo de lavado para suavizar la prenda. Esto te ayudará en el planchado.

La secadora es una herramienta a tener en cuenta

Utiliza la secadora, con la intención de no secar por completo la prenda, métela y cuando este por finalizar el ciclo se debe sacar. Esto permitirá que el planchado sea más rápido porque la prenda será más suave a tratar.

Puedes doblar para ayudarte a planchar

planchar rapiso

Después de haber dejado que la prenda se seque, puedes doblarla para guardarla hasta que necesites plancharla. De esta forma no tendrás que alisar tantas arrugas.

Compra vestimentas que no se arruguen mucho

Puedes optar por comprar prendas del tipo sintética que no se arrugan tanto.

También hay prendas que pueden alisarse solo aplicándoles vapor lo que facilita su planchado.

No planches demasiado, hay telas que pueden arrugarse muy poco y no vale la pena plancharlas. Tampoco pierdas tiempo en planchar ropas interiores, toallas, paños y ropas para dormir como los pijamas.

Existen también prendas que se alisan al secarse colgadas, consíguelas…

Utiliza siempre las temperaturas que indican las etiquetas

Siempre verifica cuál es la temperatura que necesita aplicarse en la tela para que no pierdas tiempo configurando a cada rato la plancha. También te aseguras de no dañar la tela.

Sube el calor gradualmente al planchar

Ordena la ropa y clasifícala en base a la temperatura que debe utilizarse en cada una.

De este modo, comenzarás a planchar las prendas que necesiten menos temperatura e irás aumentando mientras vayas planchando las otras prendas.

Trata bien las prendas de algodón y de lino…

Si se tienen ropas de lino u algodón, lo mejor para que se puedan planchar de forma rápida, es que se deben de humedecer con un rociador o con el mismo vapor que suelta plancha.

Nunca planches ropa que esté sucia

No es necesario planchar una prenda que se haya ensuciado, es más, puede ser contraproducente porque puede dejar impregnada la suciedad en la tela.

Prepara bien siempre la plancha

Se debe limpiar siempre la plancha antes y después de utilizar la plancha. Eso se debe porque los pedazos de tela que quedan pegados o alguna que otra mancha que tenga la plancha, puede provocar errores al planchar.

Si se plancha con la plancha sucia, la prenda puede ensuciarse y se deberá lavar de nuevo…