Saltar al contenido

Cómo Planchar Lana

Las prendas de lana son una gran selección a la hora de querer lucir un aspecto agradable y cómodo, también se suele usar para combatir las bajas temperaturas. Planchar lana requiere cuidado, pero ya verás que no es nada difícil.

La tela hecha de lana es muy comercializada, pero comparte la misma desventaja que las otras telas; esta también se puede arrugar.

¡No le tengas miedo a planchar lana! Aunque las ropas de este material necesiten de un cuidado regular, te daremos recomendaciones para que no sufras a la hora de planchar.

Aprende a planchar lana siguiendo estos pasos

  • Paso 1:  primero revisa la etiqueta de la prenda para ver que no se necesite seguir algunas indicaciones particulares que pueden tener algunas vestimentas. Algunas ropas hechas de lana, traen en su etiqueta la indicación de usar temperaturas bajas para su planchado.
  • Paso 2:  muchas planchas tienen la opción de “lana” en sus configuraciones. Si la plancha no tiene esa opción, debes utilizar un paño para usar como protección entre la plancha y la tela.
  • Paso 3: la lana al ser un tipo de material sensible y delicado, es necesario voltearla para hacer su planchado al revés, así se puede prevenir que se generen brillos en el exterior por el calor que genera la plancha.
  • Paso 4: antes de poner la plancha en acción, alisa la prenda de lana con tus manos para eliminar las arrugas leves.
  • Paso 5: coloca la prenda en la tabla de planchado o en una superficie plana para comenzar a planchar, con movimientos en línea recta, la plancha debe de recorrer de extremo a extremo.

Es importante que los movimientos sean rectos, porque si hay un movimiento circular, este puede provocar arrugas en el proceso de planchado. Con ese movimiento recto, plancha toda la prenda.

No es necesario planchar el otro lado de la prenda, con planchar un solo lado es suficiente para eliminar las arrugas de toda la tela. De esta manera, el ropaje no estará tanto tiempo expuesto al calor.

Cómo planchar lana

¡No cometas errores! Sigue estas indicaciones para que tu planchado de lana no se arruine

  • Si la etiqueta presenta un símbolo parecido a una X, no debes planchar la prenda. Esto se debe a que la tela resultaría dañada ante ese tipo de exposición al calor. Como alternativa, con un vaporizador textil o con el método de “la ducha”; puedes eliminar las arrugas de este tipo de telas.
  • Cuando se plancha una vestimenta de tela, pueden surgir los “brillos” por el calor. Se pueden eliminar aplicando vinagre blanco, pero debe ser en pequeñas cantidades y se debe eliminar el vinagre de la ropa.
  • Después de planchar, no debes de colgar la prenda apenas hayas terminado el proceso de planchado. Se debe dejar reposar por un rato para que se evite que se generen nuevas arrugas.
  • No es necesario que se utilicen productos para alisar como el almidón, se pueden eliminar las arrugas grandes solo aplicando vapor o con la plancha a baja temperatura.