Saltar al contenido

Cómo planchar una falda plisada

Hay una pieza indispensable del guardarropa femenino que nunca pasa de moda, bastante «cute» y, que por desgracia, es también bastante difícil de planchar. ¡Pero no pasa nada! aquí aprenderás como planchar una falda plisada sin morir en el intento.

Al plancharla es esencial tener en consideración no solo el material de la falda, sino también cumplir con cierta técnica para no dañar el acabado de la prenda, cuyo atractivo principal son los plises.

Cada vez que vayas a planchar una prenda, en especial una falda de este tipo, revisa siempre la etiqueta; si hay algo que puede darte las instrucciones para iniciar la tarea esa es la información contenida en la etiqueta.

Consejos para planchar una falda plisada

  • Si la falda plisada es de poliéster lo mejor es usar un vaporizador y no una plancha convencional.
  • Al iniciar el proceso de planchado asegúrate de acomodar todos los dobleces que dan estructura a los plises de la falda.
  • Los pliegues deben ser planchados de arriba hacia abajo, es decir, de la pretina hacia el ruedo de la falda.
  • Estira muy bien cada pliegue al pasar la plancha para garantizar que queden bien definidos y sin ninguna arruga.
  • Cuando termines de planchar la falda déjala en un gancho, para que el calor del vapor se disperse y la tela quede tal cual sin una arruga al ser guardada.
  • Cuando vayas a guardar la falda procura hacerlo dejándole un espacio de separación con las otras piezas de tu closet, para garantizar que no se arrugará nuevamente.
Cómo planchar una falda plisada

Ayúdate sosteniendo los pliegues para planchar tu falda plisada

Aunque muy pequeños, los alfileres suelen ser de gran ayuda para planchar faldas plisadas, sobre todo cuando estas se encuentran muy arrugadas, ya que permiten demarcar el ancho del plise y fijarlo.

Otras piezas que suelen ser de gran ayuda son las pinzas, los ganchos de tender ropa, o cualquier otra cosa que te ayude a mantener los plises en su lugar. Pero ojo, el material de estos no debe ser plástico, porque el calor puede derretirlo y ocasionar un daño a tu falda.

Coloca todos los alfileres en posición, al final en el ruedo en cada plise, y para ayudarte un poco más  humedece un poco la tela. Luego con el vapor de la plancha ve quitando las arrugar.

Este es un proceso que requiere de mucha paciencia, ya que es importante que esperes que el pliegue se seque para pasar al siguiente, y así tener garantía de que el planchado será excelente.

Otra cosa a tener en cuenta en el uso de los alfileres es que debes tomarte el tiempo para colocarlos todos en el mismo ancho, porque si no los plises de la falda quedaran de tamaños distintos y la prenda se deformará y verá fea.

Planchar una falda plisada es sin lugar a dudas una de las tareas del hogar que requiere mucha paciencia y atención.Pero si sigues todos estos consejos te será mucho más sencillo.

¡Mucha suerte!