Saltar al contenido

Cómo Doblar una Camisa Planchada

A todos nos gusta tener nuestras prendas en buenas condiciones, sin manchas, con los colores nítidos y sin arrugas. Así que luego de planchar tu ropa, en especial las camisas, es fundamental que sepas cómo doblar una camisa planchada para que no pierdas el trabajo y la ropa se conserve como quieres.

La mejor forma de cuidar las prendas es guardándolas para que estén seguras.

Aunque guardemos nuestras ropas en el closet, de igual forma pueden dañarse, esto se puede deber por un mal guardado de la ropa, específicamente, por un mal doblado…

Muchas personas tienen problemas para doblar una camisa planchada, ya que puede que no conozcan con exactitud qué pasos tienen que seguir.

¡Aquí te lo enseñamos!

Pasos para doblar una camisa planchada

  • Paso 1: lavar y planchar la camisa con anterioridad.
  • Paso 2: elige una superficie plana para que te ayude a hacer los movimientos que se mencionaran. La superficie debe de ser una zona con espacio gran espacio y suficiente para que tus manos puedan moverse con libertad.
  • Paso 3: coloca la prenda boca abajo en la superficie elegida, debes de extenderla lo mejor posible para evitar la aparición de arrugas.
  • Paso 4: trata de alisar la tela, agarra las mangas y estíralas para que estas no se posicionen sobre el torso de la camisa. El cuello también se debe de estirar.
  • Paso 5: lleva las mangas al interior dela camisa, para lograrlo debes de doblar en tres partes la prenda de forma lateral. Sosteniendo el cuello y los hombros, dobla sobre si la camisa y alisa de nuevo para que se eliminen las arrugas que se formen con los movimientos.

Si la camisa es de mangas largas, se colocan a lo largo del dobladillo en cada lado. Existen camisas que por sus telas o diseños tienen dificultades para quedar lisas sobre la propia tela, por lo que estas mangas deben doblarse de manera individual.

  • Paso 6: ya con las mangas dobladas, el resto de la camisa será más fácil de doblar. A continuación, debes de doblar la camisa por la mitad comenzando desde la parte inferior. Para lograr de manera rápida y sin arrugar la camisa, cógela desde el dobladillo y levántala hasta el cuello.

Con la acción anterior, la camiseta quedará como un rectángulo. Vuelve a alisar para eliminar posibles arrugas que hayan surgido.

  • Paso 7: ya con el primer rectángulo doblado, debes devolver a doblar la camisa. Cógela desde uno de los extremos, y vuelve a doblarla para que su tamaño esté reducido. Ya con este último paso hecho, la camisa puede guardarse en un cajón con otras franelas.
Cómo doblar una camisa planchada

Consejos a seguir al doblar camisas

Puedes ayudarte con un cartón para hacer los dobleces, el cartón debe de tener pliegues para esto, ¡inténtalo!

  • Con cada paso explicado, asegúrate de siempre alisar la prenda. Te asegurarás así que no salgan arrugas.
  • Usa productos para espantar insectos que puedan dañar las camisas cuando estas sean guardadas.
  • Si te vas de viaje, respeta el espacio disponible de la maleta o bolso. De no ser así, dañarás las camisas.
  • Si la prenda es difícil de doblar, con un poco de almidón esta será más fácil de tratar.