Saltar al contenido

¿Cómo planchar cortinas correctamente?

como planchar cortinas

Las cortinas ofrecen protección del exterior y dan un toque cálido y acogedor en casa. Sin embargo, su cuidado a veces nos puede traer auténticos dolores de cabeza.

¿Cómo y cuándo lavarlas? ¿Cómo plancharlas? Con esta sencilla guía le perderás el miedo a tus cortinas y aprenderás cómo plancharlas para que luzcan perfectas y no tardes más tiempo del necesario.

Primero: ¿qué tengo que tener a mano?

Plancha de vapor horizontal o vertical:

Quizás la plancha vertical sea más cómoda para las cortinas. Aún así, no hay ningún problema si tienes plancha horizontal.

Tabla de planchar y/o burro alto:

Las tablas con un buen acolchado resultan doblemente eficaces por dos motivos: el planchado es más fácil y se tarda menos y, como consecuencia, acabamos menos cansados.

Botella de spray con agua:

Siempre es mejor que las prendas u objetos estén un poco húmedos ya que esto favorece el planchado. Con las cortinas sucede lo mismo, si están demasiado secas es mejor utilizar un spray con agua para plancharlas mejor.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas, te dejamos los pasos que hay que seguir (tanto si tienes plancha horizontal o vertical)

Como planchar cortinas con plancha vertical:

como planchar cortina con planca vertical
  • Paso 1: Enciende tu plancha y deja que se caliente a la temperatura óptima según el material de tus cortinas (No olvides leer la etiqueta antes)
  • Paso 2: Mientras tu plancha se calienta, cuelga las cortinas de la barra de tu ventana. También puedes usar un burro si no llegas bien a la barra de tus cortinas.
  • Paso 3: Divide mentalmente la cortina en secciones usando los pliegues como guías y en cada parte, aplica un poco de agua para que estén húmedas.
  • Paso 4: Pasa la plancha de arriba hacia abajo, haciendo hincapié en la zona de los pliegues.
  • Paso 5: Cuando hayas terminado de planchar todas las secciones, deja abierta la ventana para que se sequen al aire libre.

Como planchar cortinas con plancha horizontal:

No te asustes, es más fácil de lo que parece. Se trata de ser eficiente:

  • Paso 1: Enciende la plancha y deja que llegue a la temperatura deseada.
  • Paso 2: Mientras la plancha se prepara, ármate de paciencia y de maña y haz lo siguiente: dobla la cortina entera en vertical de manera que los pliegues queden en la esquina de la doblez. El resultado tiene que ser una especie de “acordeón” en vertical. Así cada pliegue marcará un nivel.
  • Paso 3: Pasa la plancha por cada esquina de cada nivel. Una vez planchadas, levanta cada doblez y pasa la plancha por el centro de cada nivel. El orden ideal es que vayas de la parte más alta de la cortina a la parte más baja. No olvides ir humedeciendo cada pliegue y cada nivel con la botella de agua o con el dispensador de vapor de tu plancha.
  • Paso 4: Coloca tus cortinas en su sitio y deja las ventanas abiertas para secarlas.