Saltar al contenido

Cómo desarrugar una camisa sin plancha

como desarrugar una camisa sin plancha

Puede que no realices esta actividad por razones de tiempo, no tienes este electrodoméstico o solo porque no te gusta.

Pero, ¡a nadie le gusta llegar al trabajo con ropa arrugada!

No te preocupes, aquí te daremos algunos consejos para desarrugar una camisa sin plancha… ¡Presta atención!

Utiliza un secador o una plancha de pelo para desarrugar una camisa sin plancha

Paso 1: coloca la prenda en un gancho o percha para facilitar la tarea.

Paso 2: observa la prenda y localiza donde están todas las arrugas para comenzar a alisar la tela.

Paso 3: con la boquilla del secador de pelo, dirige el calor del electrodoméstico por las arrugas que hayas localizado.

Paso 4: si las arrugas no desaparecen, entonces hay que utilizar la plancha de pelo. Donde suelen estar las arrugas más difíciles de quitar; es en las mangas, zonas con botones y en el cuello de la camisa. Usa la plancha de pelo en estas zonas.

Además, existen muchas más opciones…

¡Utiliza el agua! Económico y de fácil acceso

Paso 1: coloca la prenda en un gancho o percha.

Paso 2: coloca agua en un vaporizador, y posiciónate con una distancia de 30 centímetros de la prenda. Visualiza las arrugas.

Paso 3: activa el spray para que el agua salga y llegue a las arrugas de la camisa colgada.

Paso 4: deja que la prenda se seque para que se alise.

Una tetera que despliegue vapor puede servir…

como planchar una camisa sin plancha
  • Paso 1: pliega la camisa en un gancho o percha.
  • Paso 2: llena la tetera con agua y ponla a hervir.
  • Paso 3: cuando ya se haya calentado, sácala del fuego y colócate a 30 centímetros de la camisa y dirige el vapor que sale por la boquilla a las arrugas.
  • Paso 4: deja que la camisa se seque para que las arrugas se alisen.

Usar la ducha puede ser una alternativa para desarrugar una camisa sin plancha

  • Paso 1: coloca la camisa en un gancho.
  • Paso 2: posiciona la prenda en una zona de la ducha donde pueda aprovechar los vapores de la ducha pero que al mismo tiempo no se moje en exceso.
  • Paso 3: abre la ducha y deja que el vapor haga su trabajo.
  • Paso 4: deja que la camisa se seque.

¡Un paño mojado puede salvar la situación!

  • Paso 1: busca una superficie plana donde puedas colocar la camisa.
  • Paso 2: visualiza las arrugas de la camisa para saber de qué tamaño va a ser el paño a utilizar.
  • Paso 3: moja el paño y ponlo sobre las arrugas de la camisa.
  • Paso 4: en ese momento en el que el paño esté presionando la camisa, alisa y estira la prenda en esas zonas arrugadas.
  • Paso 5: deja que se seque la prenda.

Después de lavar, estírala bien con ganchos…

  • Paso 1: lava la camisa y busca los ganchos que creas suficiente para estirar la prenda.
  • Paso 2: cuelga la camisa y con los ganchos, estira la prenda para que se seque en esa posición.