Saltar al contenido

Mi centro de planchado no enciende

Tener siempre la disponibilidad de poder utilizar el centro de planchado es importante. Por eso, es un problema si el centro de planchado no enciende. Esto puede pasar por fallas que puede presentar el electrodoméstico.

Las fallas pueden ser: que la plancha no encienda o que no prenda el vaporizador.

En cualquier de los dos casos, esto presenta un serio problema porque no vas a poder quitar las arrugas de tu ropa.

¿Por qué mi centro de planchado no enciende?

Fallo de la luz piloto

Casi todos los centros de planchado tienen una luz piloto, puede darse el caso de que esta luz no encienda, y es la que nos indica que el mismo electrodoméstico se ha encendido.

Al no encenderse esta luz, es probable que el centro de planchado esté averiado.

No necesariamente significará que esté dañado, a veces es simplemente el foco que se ha fundido, con cambiar el bombillo se soluciona.

Se debe de diferenciar cuando la plancha caliente con el foco fundido, ya que se podrían generar accidentes.

Mi centro de planchado no enciende

La suela no se calienta

Si la suela del centro de planchado no se calienta cuando se ajusta la temperatura, se debe de revisar el cableado para verificar que el flujo de corriente es constante y no está interrumpida.

Suele suceder que el problema en sí sea en el mismo enchufe del centro de planchado. En el caso de que no sea el enchufe, trata de hacer lo siguiente:

  • Paso 1: con el centro de planchado desconectado, destápalo para acceder a los cables del aparato.
  • Paso 2: enchufa de nuevo el centro de planchado y pon un bombillo en los bornes para verificar si hay avería en los conductores.
  • Paso 3: si el bombillo no se enciende, entonces hay que cambiar el cable por otro de igual características.
  • Paso 4: con los terminales desconectados de los bornes, quita la goma de los cables para conectar los cables nuevos.

La falla de tu centro de planchado puede ser a resistencia

Puede que la falla no esté en los cables; si se verificó y la falla no está en estos, es muy probable que el causante de todo esté localizado en el cuerpo de la plancha.

Hay que encontrar la resistencia de plancha que suele estar en la zona de la zapata del aparato. Pero, según el modelo, su localización puede variar.

Pasos para sustituir la resistencia:

  • Paso 1: retira la suela que envuelve los componentes que permiten graduar el calor.
  • Paso 2: desconecta los terminales de la resistencia y las conexiones del termostato.
  • Paso 3: la resistencia tiene un material que lo cubre, hay que sacárselo. Ya con la resistencia libre, se desconéctalo.
  • Paso 4: se aconseja limpiar la suela y luego colocar la resistencia nueva. Hay que asegurarse de que la nueva resistencia posea las mismas características para que no haya problemas y el electrodoméstico funcione bien.
  • Paso 5: arma nuevamente el centro de planchado.