Saltar al contenido

Cómo quitar el óxido de una tabla de planchar

Las tablas de planchar son esos instrumentos que utilizamos como un soporte para planchar las telas. Usualmente, están hechas de aluminio, el cual es un metal ligero para poder movilizar la tabla. El detalle es que muchos metales, como el aluminio, pueden oxidarse; ¿Sabes cómo quitar el óxido de una tabla de planchar?

La oxidación es un cambio en la estética de los metales, se forma una capa de color rojizo, naranja o marrón cuando el material entra en contacto con el oxígeno.

Lo negativo que aporta la oxidación en la tabla de planchar, es que se pueden manchar las telas por la capa de oxidación…

Aprende a quitar el óxido de una tabla de planchar

Quita el óxido utilizando el papel aluminio

El papel aluminio es un producto que es de fácil acceso y que puede ayudar a eliminar el óxido en los materiales.

En el caso de las tablas de planchar, también nos puede servir. Sigue estos pasos para quitar el óxido con papel aluminio:

  • Paso 1: verifica donde estén todas las capas de óxido en la tabla de planchado.
  • Paso 2: corta hojas de papel aluminio de 10×10 cm.
  • Paso 3: busca una taza u olla y llénala de agua. Luego sumerge las hojas de papel aluminio en el agua.
  • Paso 4: con las hojas de papel aluminio humedecidas, frota en cada capa de óxido de la tabla y de las patas. De esta forma las capas de óxido se irán borrando, ya que el papel aluminio actuara como un borrador.
  • Paso 5: limpia con un trapo u algodón para eliminar las partículas que se han despegado y no manchen las telas.

Ventajas al utilizar el papel aluminio como “borrador” del óxido

  • Solo se utiliza el papel aluminio y un poco de agua.
  • El papel aluminio permite acceder a zonas difíciles por su maleabilidad.
  • Es económico y fácil de acceder.
Cómo quitar el óxido de una tabla de planchar

Presta atención a estas otras formas de quitar la oxidación de tu tabla de planchar

  • Si la capa de óxido es pequeña, puedes emplear vinagre de vino blanco para eliminar la capa de oxidación. Solo hay que mantener la zona sumergida por varios días en el líquido.
  • También se puede usar bebidas de cola.
  • Agarra una patata y quítale la cascara, ponle un poco de lavaplatos y frótalo en las zonas de oxidación.
  • Pon sal en la zona afectada de óxido y luego coloca unas gotas de limón y deja la mezcla reposar hasta que haga efecto. Por último usa un paño o trapo para limpiar la mezcla y el óxido eliminado.
  • Puedes utilizar la famosa pasta de bicarbonato para eliminar las capas de óxido.
  • Otro método, pero un poco más complicado, es usar la electrólisis. Conecta una pila o batería con dos electrodos e introduce en el agua. La capa de óxido debe de estar en una zona donde se pueda introducir en el agua.